La verdad es que es muy divertido poner todos los juguetes en marcha, aunque algunos dolores de cabeza sí que nos dan.

La electrónica, por ejemplo, como siempre, nos ha exigido mucho y nos ha hecho sufrir. Al final hemos conseguido que casi todos los equipos sean capaces de entenderse entre sí, gracias a Craig y Mark de Multimarine, y a François de Raymarine.

Hemos puesto en marcha de nuevo nuestra vieja BLU que ya tiene 27 años y, gracias a Robert y el personal de Radio Holland, ahora nos podemos bajar gratis los mapas meteorológicos. Los exportamos al programa de navegación y estudiamos las diferentes rutas y alternativas.

Cuando me siento a la mesa de cartas con tantos aparatitos y veo las simulaciones de dónde pasaremos, me siento importante. Además creo que nos ha quedado espectacular.

Para nosotros, los sistemas de energía con sus relojitos y niveles de carga y consumo son como vuestros whatsapp. Todo el día pendientes de lo que cargan y lo que no… miramos más al amperímetro que al reloj.

Una de las estrellas es la potabilizadora: nos han tenido que hacer las conexiones tres veces, es demasiado sofisticada para mi gusto, pero funciona bien, de momento…. Ya le hemos hecho algunos cambios de filtros y empezamos a dominar su funcionamiento.

El hidrogenerador también ha sido una sorpresa importante, carga muy bien. Eso sí: al menos  hasta ahora, hemos tenido condiciones de uso de mucha mar, de modo que para ajustarlo en la popa nos ponemos el arnés, ¡¡no sea que caigamos por la borda!!

Antes de salir hay que hacer una revisión de todo: motores, cambios de aceite, extinción de incendios, fusibles… la lista es interminable. No hemos tenido tiempo de probar el Spi nuevo, lo haremos durante la travesía.

Llevamos 4 portafolios gigantescos de manuales, se parecen a las instrucciones de los juguetes de los niños en un día de Reyes.

 

 

 

CatalàEnglishFrançaisEspañol
A %d blogueros les gusta esto: