Después de unas estupendas vacaciones en casa  para pasar la Navidad con la familia , ver a los amigos, disfrutar un poco de la nieve y hacer gestiones varias, nos volvemos a nuestro Plan B a continuar con nuestro periplo.

 

Llegamos  a Brasil y nos vamos de excursión a las Cataratas de Iguazú, que era nuestro regalo de Navidad.

Fue una impactante sensación salir del invierno Europeo y bajar del avión en Foz de Iguazú a 38° ó 39° todo el día. Aquí era pleno verano y el calor apretaba de verdad.

 

Las Cataratas están el Rio Iguazú (claro) , que se precipita en múltiples cascadas escalonadas .  Iguazú significa “grandes aguas” en la lengua tupí-guaraní; para esta comunidad las cataratas eran un emplazamiento funerario sagrado.

 

En 1541 el español Álvaro Núñez se topó con ellas en una expedición.

 

En 1986 las Cataratas fueron declaradas Patrimonio Mundial por la Unesco y en el 2011 fueron elegidas como una de las nuevas siete maravillas de la naturaleza.

 

En ese escenario tan maravilloso se han rodado algunas películas, entre ellas algunas escenas de La Misión.

 

Es un espectáculo natural impresionante, montones de cascadas, muchas escalonadas, en medio de la selva, rodeadas de una vegetación exuberante, muy verde. Toda la zona es Parque Nacional.

 

El Rio Iguazú es frontera entre Brasil y Argentina y las Cataratas se pueden visitar desde ambos países. En principio pensamos que seria redundante hacer la visita desde los dos lados , pero los amigos que ya habíais estado allí nos recomendasteis hacer las dos y desde luego vale la pena , las vistas son muy diferentes desde un lado y el otro.

 

El primer día fuimos al lado Argentino,  allí puedes hacer andando 3 pasarelas que están a 3 niveles diferentes. La mas alta va a la Garganta del Diablo, que es el núcleo de las Cataratas y donde  los saltos de agua tienen mas altura.  Las otras dos pasarelas también valen mucho la pena, pues te metes un poco en las cascadas y en la vegetación y las vistas son preciosas.

 

Por supuesto los rociones de agua son constantes, pero se agradece mucho porque el calor es sofocante.

El segundo día fuimos al lado Brasileño, aquí hay menos cascadas, pero las vistas  son mejores. Las Cataratas están un 70% en lado Argentino y un 30% en el lado Brasileño, así que desde el Brasileño se tiene una visión mucho mas amplia y espectacular. En este lado también hay una pasarela que llega a la Garganta del Diablo y en esta te mojas de verdad.

Y para tener un poco de “sensaciones” intensas, nos subimos a una lancha que sube un trozo del Rio y se mete en las Cataratas, literalmente debajo de las cascadas. Eso si que es una ducha !!! y solo ves agua…

Fuera ya del Parque Nacional, en Foz de Iguazú, se da la encrucijada de los ríos Paraná (separa Paraguay y Brasil) e Iguazú (separa  Argentina y Brasil). Ese cruce es una triple frontera, entre los 3 países, que según los brasileños es el único sitio del Mundo donde se da esta circunstancia. Curioso…

 

Al otro lado del Paraná, en Paraguay, está Ciudad del Este, que es una ciudad llena de centros comerciales libres de impuestos, con lo que los brasileños van de compras allí.  Incluso algunos estudiantes brasileños, se trasladan a vivir a Foz para ir a la Universidad de Paraguay que es mucho mas económica y cruzan la frontera cada día para ir a clase.

 

Y para acabar nos fuimos a ver la Presa de Itaipú que está en el Rio Paraná y que compite con la de las Tres Gargantas (China) por el título de la mas grande del mundo. Es una mole de cemento impresionante, construida conjuntamente por Brasil y Paraguay.

 

 

CatalàEnglishFrançaisEspañol
A %d blogueros les gusta esto: