Quizás tanto Brasil y tanto detalle os puede llegar a aburrir, pero a nosotros, ¡y eso es lo que cuenta desde luego no!

Siguiendo siempre hacia el Norte, llegamos a la costa del Dende, que es la palma de la que se saca el aceite, y que luego se usa para freír en muchos platos bahianos. También a su sombra crecen las plantas del cacao.

Otra vez una bahía, Camamú, que en realidad es un rio, el Marau, vamos a ir navegando por él y la vida se organiza alrededor suyo. La entrada es muy fácil, y esta vez no necesitamos ayuda de ningún pescador. Con las cartas es suficiente.

Sólo hay una parte turística, se llama Barra Grande, y debe ser muy conocida, estas navidades Neymar JR. las pasó por aquí. O eso dicen todos.

Camamú es el pueblo dónde se suministran de todo y llegan los ferries y lanchas rápidas, ya que aquí se va más deprisa por el agua que por tierra. Teníamos muchas expectativas y nos habían hablado muy bien del mercado, pero no nos gustó.

 

EL río se divide en su desembocadura y forma varias islas, algunas tienen posadas y algún bar, cuando baja la marea, aparece una playa que dura: ¡¡6 horas!!, el agua no es transparente, de hecho, no lo es en ningún lugar del Brasil, pero si está limpia. Esas horas se llena de bañistas que aparecen en lanchas de no se sabe dónde.

Lo que si fue estupendo es subir por el rio unas 8 millas hasta Maraú, y luego seguir con Raki, nuestro bote otras 5 millas, hasta una cascada, en al que pudimos meternos debajo con bote incluido. Otra cosa que hacemos por primera vez.

En el descenso hemos parado en Cajaiba, un pueblo astillero. Aquí hacen de forma artesanal la mayoría de las escunas (barcos para pasear turistas) del Brasil, sin planos y a ojo, sobre la ribera del río, y sólo con la ayuda de máquina eléctricas de cortar, hacen barcos como hace varios siglos. Siempre los mismos tres modelos: pesca, escuna de paseo grande y pequeña. Fue muy interesante ver de cerca como trabajaban y hablar con ellos. Incluso nos invitaron a ver una casi acabada. Hay 8 astilleros en un pueblo, y entre todos hacen 12 barcos al año!!

Al salir del río, paramos en Barra grande, y hicimos una excursión en quadriciclos, y es que las carreteras están llenas de baches y gigantes charcos, y solo en estos quads te puedes mover, y de paso te quedas hecho un asco. Pero ha sido muy divertido.

La siguiente parada es Morro de Sao Paulo, estamos ya a 30 millas de Salvador de Bahía. Y de nuevo un río y sus poblaciones alrededor. Morro de SP es muy turístico, está también en una isla la de Tinhare. Solo se puede llegar en barco, y no hay coches, usan burros para desplazar las cargas por el pueblo, o humanos empujando carretillas.

Lógicamente es todo peatonal, así que pasear por su casi única calle es una delicia. Tiene muchas playas y fáciles de identificar, la primera, la segunda, la tercera, la cuarta…. No se mataron con los nombres.

La costa es muy exuberante con sus palmeras, arboles frutales y en la entrada de la bahía hay un fuerte de 1700, muy bien conservado que lo hace muy especial.

La entrada al pueblo es por un pantalán que da entrada a la fortaleza, aquí se concentra todo, el que sale el que llega, maletas, paquetes, suministros a bares, todo llega en barco y a la vez. La salida al pueblo es cuesta arriba, da gusto verlo! Cargando todo como hace mil años, ni un carrito motorizado.

En la parte que da al océano hay arrecifes y una buena parte de ellos quedan fuera del agua cuando baja la marea, dando lugar a lo que denominan piscinas naturales. Es un fenómeno curioso, que, aunque alguna vez habíamos visto algo parecido, no era ni tan grande ni tan espectacular.

Aquí hicimos una pequeña inmersión en el arrecife, pero la visibilidad no era muy buena. Curiosidad, el centro de buceo es del hermano del monitor con el que estuvimos en Buzios hace unos meses.

Las playas del centro están muy animadas, y siempre tienen bares y música en directo, de dia y de noche. A medida que te alejas rápidamente el paisaje recupera su naturaleza no dominada por el hombre. Que es la que nos gusta a nosotros.

 

 

 

CatalàEnglishFrançaisEspañol
A %d blogueros les gusta esto: