Dejamos atrás Bostwana y por carretera cruzamos la frontera a Zimbawe, no es como la del tarajal en Ceuta, pero la recuerdan su lentitud y tranquilidad africana: 2 horas de espera al sol para sellar los pasaportes y pagar las tasas de entrada, y al final descubrimos que los guías de los grupos engrasan la maquinaria burocrática y se nos colaban!!

Es bastante divertido ver cómo todo el mundo aguanta estoicamente una cola, que cualquiera de los cientos de turistas de todos los países que estamos aquí, en nuestro país de origen les habríamos montado una bronca a los de aduanas, docenas de empleados pero sólo UNO, copiando a mano todos los datos de todos los pasaportes de los que queremos pasar. This is Africa!

A continuación cambio de bus, el que nos ha traído hasta la frontera se ha ido, hemos cruzado a pie cada uno con su maleta, y en el otro lado nos esperaba otro minibus para hacer los 20km que faltan hasta nuestro destino Vcitoria Falls.

Como ya se ha hecho tarde nuestra primera experiencia en Zambia, ha sido un minipaseo cómo no en barco! por el Zambeze, hemos visto de nuevo hipopótamos, cocodrilos, elefantes y jirafas, pero lo mas impactante nos ha sucedido en el bus de regreso al hotel, un par de elefantes se han cruzado en nuestro camino:

 

De todas nuestras expectativas de ver animales hasta el momento se habían cumplido muchas, pero nos quedaba pendiente la de los leones, ya que aunque en las zonas que visitamos hay bastantes, no tuvimos la suerte de encontrarlos, así que nos fuimos a un centro de cría de leones en cautividad, www.lionencounter.com dónde tuvimos la oportunidad de pasear con un par de crías de leones durante un rato. Parecemos pastores andando a su lado con un bastón. Aún siendo pequeños y estar muy acostumbrados al ser humano, tiene su emoción, ahí os dejamos las fotos y el video.

 

Cómo hemos madrugado, para aprovechar el día, nos ha dado tiempo a ver la cataratas Victoria, que es el verdadero motivo por el que hemos venido hasta aquí. Para el que no ha estado nunca impresionan mucho, que es lo que les ha pasado a los chicos, y para el que las ha visto, vuelven a impresionar.

Son difíciles de explicar, y el impacto para el europeo que las vió por primera vez debió ser de cuidado.

La historia del Livingstone, que las descubrió en 1825 es bastante curiosa, era cura y médico Os la dejo aquí por si os interesa: https://es.wikipedia.org/wiki/David_Livingstone

Victora falls, es muy turístico, pero aún asi merece la pena venir, estas cataratas estaén entre las maravillas del mundo, o por lo menos eso dicen….

 

Se acaba nuestra experiencia centroafricana, nos vamos a Ciudad del Cabo, esta semana nos entregan el Plan B.

CatalàEnglishFrançaisEspañol
A %d blogueros les gusta esto: